sensor de flexión imagen

Qué son los sensores de flexión y para qué sirven

En esta oportunidad hablaremos sobre los sensores de flexión, el dispositivo indispensable para que un cerco eléctrico funcione óptimamente. Lea hasta el final y entérese de todos los detalles.

¿Qué son los sensores de flexión?

Los sensores de flexión para cercos eléctricos, también conocidos como sensores de corte y flexión, son unos dispositivos que se instalan en las líneas de alambre de estos sistemas de seguridad. Esto con la finalidad de que emitan una señal si se produce algún cambio en la tensión de las líneas; como, por ejemplo, si son, presionadas, aflojadas o simplemente cortadas. Estos dispositivos tienen forma de una caja rectangular fabricada de polietileno, y son muy resistentes a los impactos mecánicos y a los rayos UV.

Para qué sirve un sensor de flexión

Como dijimos anteriormente, los sensores supervisan el corte o flexión de las líneas del cerco eléctrico. Sin embargo, también permiten dividir el cerco en varias zonas o sectores con el fin de obtener una óptima supervisión. Esto resulta especialmente importante sobre todo en aquellos cercos de gran longitud.

Por ejemplo, si usted tiene un local de 100 x 100 metros, puede utilizar los sensores de flexión para saber en cuál de los 4 lados se generó un sabotaje o una falla. De esta manera se tiene un mejor control y supervisión del sistema, lo cual le ahorrará tiempo y esfuerzo a la hora de localizar una falla o hacer un mantenimiento.

Otro escenario, sería si usted tiene una casa con frontis delantero y posterior, le será muy conveniente instalar estos dispositivos para saber de qué lado fue la intrusión, falla o sabotaje.

Es por estos motivos que las empresas de monitoreo de alarmas, suelen exigir este tipo de dispositivos en un cerco eléctrico que van a monitorear.

Cómo funcionan los sensores de flexión para cerco eléctrico

El principio de funcionamiento de este elemento se basa en un interruptor que se encuentra alojado al interior de la caja de polietileno. Dicho interruptor está pegado a un cursor que dirige la línea de alambre, que a su vez está conectado a un resorte mecánico que ejerce la presión o tensión.

El interruptor se acciona una vez cambia la tensión de la línea, sin importar si es muy mínima, y automáticamente envía la señal al electrificador o a la zona de un panel de alarmas, con el fin de que se active la sirena.

En este sentido es importante mencionar, que estos dispositivos se mantienen activos o funcionando aun cuando el energizador está apagado.

¿Cómo se instalan los sensores de flexión?

Se instalan de forma intercalada, bien sea, en las líneas 1 y 3 o en las líneas 2 y 4. Nosotros preferimos ponerlos en las líneas 1 y 4, pues consideramos que son las líneas más vulnerables.

Estos dispositivos se conectan eléctricamente en serie entre sí y se cablean con cable telefónico, de acometida o similar. Luego se lleva dicho cableado hasta la entrada de zona del energizador o panel de alarmas. Si va a utilizar la resistencia de fin de línea del panel, le recomendamos ponerla en el sensor de flexión más lejano.

Para terminar, diremos que estos dispositivos por lo general no suelen ser instalados en los cercos convencionales; pues elevan el costo de instalación y no son estrictamente necesarios para que un cerco eléctrico funcione. Por tanto, su implementación depende del presupuesto con el que se cuente, pero también del nivel de seguridad que se quiera alcanzar.

Con este último dato, damos por terminado este post sobre los sensores de flexión. Nuestra pequeña recomendación, es que adquiera unos de marca reconocida y deje toda la parte de la instalación en manos de expertos en cercos eléctricos.

icon reloj

05-04-2024 a las 05:34

Puntua este artículo

5/5 (1 Reviews)

Franc Navarro

Soy especialista en sistemas de seguridad electrónica y administrador de este sitio web. Me gusta leer y escribir sobre tecnología y seguridad. Si tienes alguna consulta o inquietud sobre los cercos eléctricos, escríbela en los comentarios.

Artículos relacionados

Enviar comentario

*Campos obligatorios. Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Aún no hay comentarios en este artículo ¡Sé el primero en comentar!

Usamos cookies para asegurarnos de dar la mejor experiencia en nuestra web. Si continúas usando este sitio, asumiremos que estás de acuerdo. Saber más.