imagen mantenimiento de cerco electrico

Cómo hacer mantenimiento a un cerco eléctrico

Sin duda alguna, los cercos eléctricos son uno de los mejores sistemas de protección y seguridad perimetral. No solo porque cumplen a la perfección con su trabajo, sino porque además es uno de los más versátiles y de sencillo mantenimiento. Y precisamente, de este último punto hablaremos hoy, sobre cómo hacer mantenimiento a un cerco eléctrico.

Mantenimiento de los cercos eléctricos

Para que un cerco eléctrico sea duradero y no presente fallas tempranamente, es sumamente importante utilizar materiales y equipos de excelente calidad. Con esto nos referimos a que, por ejemplo, el alambre sea de acero, que tenga buenos aisladores, que el energizador sea de una buena marca, etc.

No obstante, también se debe tener presente ciertos cuidados y hacerle mantenimiento preventivo, si se quiere conservar o alargar la vida útil del sistema.

Ahora bien, lo siguiente es tener claro qué hacer durante un mantenimiento preventivo de cerco eléctrico. A continuación, le dejamos una lista de ciertas consideraciones para lograr un mantenimiento exitoso de este sistema de seguridad y protección.

Verificar que el cerco no haga contacto con las plantas

Como paso número uno, debemos asegurarnos que el alambrado no tenga contacto con arbustos porque se pueden producir arcos a tierra y falsas alarmas. Se debe mantener la ruta libre de toda vegetación, cualquier rama u hoja que esté en contacto con el alambrado deberá ser retirada. Probablemente esta acción sea la más tediosa y la que se deba hacer con más frecuencia.

Buscar señales de corrosión

Por otro lado, siempre hay que estar alerta con la más mínima señal de corrosión. Se debe revisar los postes, el alambrado, la línea a tierra y todas aquellas partes metálicas cada tres o seis meses, para asegurarnos de que no tengan óxido.

Revisar el estado de los postes

Asimismo, se debe verificar que las bases de los postes estén bien fijas y que no estén empezando a oxidarse. Como parte de un mantenimiento anual se debe realizar el lijado y pintado de todos los postes para eliminar y prevenir la corrosión.

Inspeccionar el alambrado y aisladores

Se debe comprobar que las líneas de alambre mantengan la tensión correcta. Limpiar con una lija delgada todo el alambrado para eliminar la suciedad, es una tarea que se debe realizar a todo cerco eléctrico durante un mantenimiento anual.

Asimismo, se debe verificar que el estado de los aisladores intermedios y de los aisladores templadores sea el adecuado. Muchas veces se rompen por el paso del tiempo, esto hace que los alambres se suelten y choquen con el poste o el muro, provocando arcos a tierra.

También se debe ajustar las abrazaderas y asegurarse que no estén oxidados, de estarlo es mejor reemplazarlas. Lo mismo aplica para los aros o argollas, que además se deben regular para que no hagan contacto con el alambrado.

Comprobar el estado del energizador

Una acción muy importante en torno a todo mantenimiento de cerco eléctrico, es la comprobación del funcionamiento del energizador o electrificador. Es indispensable revisar que tenga voltaje de entrada y que la salida de pulsos de alto voltaje esté en sus niveles normales. Como parte de este paso, se debe realizar la limpieza interna y externa del equipo con una brocha, para eliminar el polvo acumulado.

Medir el estado de la batería

La batería es importante para que, ante un corte de energía, accidental o provocado, el cerco siga funcionando. Durante el mantenimiento se debe revisar y medir el nivel de carga de la batería, y en caso de presentar fallas, sustituirla. Lo normal es que una batería dure entre 12 a 18 meses, así que si ya pasó ese tiempo, lo mejor es reemplazarla.

Verificar el cableado y conexiones

Hay que revisar los cables del sistema, para comprobar que no existan fallas de aislamiento o rupturas. Se debe verificar que el cable bujía esté bien conectado a la salida del energizador y a las líneas de alambrado del cerco. Asimismo, hay que percatarse que las conexiones y los empalmes estén firmes y libres de sulfatación. Es recomendable medir la continuidad del alambrado con un multitéster, para asegurarnos que el circuito cierre correctamente. Dependiendo de la longitud del cerco, debe marcar un valor cercano a los 10 ohmios.

Revisar la conexión a tierra

La línea a tierra es importante para que el cerco eléctrico funcione de manera óptima. Se debe verificar que el alambre esté firmemente conectado a cada poste y que dicho alambre no tenga cortes o interrupciones.

Calibrar los sensores de flexión

Si el sistema de cerco eléctrico cuenta con estos dispositivos, se debe realizar el ajuste y calibración respectivo. Se debe probar que el microswitch abra y cierre al flexionar o tensar el alambrado. Asimismo se debe revisar que los empalmes estén hechos correctamente y que no haya señales de sulfatación. Si ya están muy deteriorados por el sol y el paso del tiempo, se recomienda el cambio. Como paso final, se debe medir continuidad al cableado que lleva la señal hasta el energizador o panel de alarmas.

¿Por qué es importante hacerle mantenimiento a un cerco eléctrico?

Esta respuesta pudiese parecer muy obvia, Sin embargo, más allá de que se quiera que el cerco eléctrico funcione perfectamente y realice su función principal de proteger; es importante realizar cada cierto tiempo su mantenimiento para alargar su vida útil; y por consiguiente, todo gasto o costo adicional que pudiese acarrear el descuido del mismo.

Diariamente nos contactan personas para solicitar cotización de mantenimiento para su cerco eléctrico. Cuando les preguntamos en qué estado de conservación se encuentra su sistema, nos indican que tienen postes caídos, corroídos, alambres rotos, etc; o sea, el cerco ya se encuentra en un estado lamentable. Poner nuevamente en servicio uno de estos sistemas tan deteriorados, demandará un gasto similar a instalar uno nuevo. Nuestra recomendación es que no espere a que su cerco se deteriore tanto, antes de hacerle un mantenimiento preventivo.

¿Cada cuánto tiempo hay hacer el mantenimiento a un cerco eléctrico?

Cada tres meses se puede realizar acciones simples; por ejemplo: la poda de arbustos, inspecciones visuales, asegurarse que el energizador esté encendido, etc.

Una vez al año, es recomendable hacer un mantenimiento más intensivo que incluya: pintado de postes, lijado de alambrado y revisiones más profundas.

Existen condiciones especiales que exigen que el cerco reciba más mantenimiento. Por ejemplo, si el cerco está frente al mar, lo óptimo sería realizar un mantenimiento cada seis meses. La brisa marina y el viento contribuyen con el deterioro prematuro de este tipo de sistemas.

Con estas últimas recomendaciones damos por terminado este post sobre cómo hacer mantenimiento de cerco eléctrico. Recuerde, lo mejor es dejar estas acciones en manos de expertos, ya que, en caso de encontrar algún problema o desperfecto, sabrán qué hacer exactamente.

icon reloj

04-04-2024 a las 16:24

Puntua este artículo

4.7/5 (22 Reviews)

Franc Navarro

Soy especialista en sistemas de seguridad electrónica y administrador de este sitio web. Me gusta leer y escribir sobre tecnología y seguridad. Si tienes alguna consulta o inquietud sobre los cercos eléctricos, escríbela en los comentarios.

Artículos relacionados

Enviar comentario

*Campos obligatorios. Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  1. Libardo Peña

    16-May-2024 a las 13:15

    Cada cuanto debo cambiar la bateria del cerco electrico

  2. Franc Navarro

    18-May-2024 a las 06:41

    Cada 18 meses máximo.

Usamos cookies para asegurarnos de dar la mejor experiencia en nuestra web. Si continúas usando este sitio, asumiremos que estás de acuerdo. Saber más.