imagen mitos sobre los cercos electricos

Mitos y Verdades Sobre los Cercos Eléctricos Más Extendidos

​Debido a los altos niveles de inseguridad a los que día a día tenemos que enfrentarnos, son muchas las personas que deciden incorporar nuevos sistemas de seguridad en sus espacios, como, por ejemplo, los cercos eléctricos (una de las mejores opciones). Sin embargo, existen muchos entredichos alrededor de estos, por lo que hoy con miras a despejar toda duda y ayudarle a tomar la mejor decisión, traemos este post: 6 mitos sobre los cercos eléctricos.

Mitos sobre los cercos eléctricos más comunes

​A continuación le presentamos una pequeña lista con los mitos más extendidos, aunque hay más, pero por razones de tiempo y espacio los hemos resumido en los siguientes:

Los cercos eléctricos son muy dañinos para las personas

Las descargas eléctricas producidas por los cercos eléctricos son capaces de causar una molestia significativa en las personas; sin embargo no llegan a producir daños graves. Lo mismo sucede con las mascotas o cualquier otro animal pequeño.

Esto se debe a que no es el voltaje sino el amperaje lo que causa el daño, y como un cerco eléctrico es de bajo amperaje, no va más allá de provocar una pequeña sacudida, que obliga a la persona a separarse de la valla.

También es importante destacar que la energía proporcionada durante la descarga tiene menos de 1 Joule y además dura tan poco, que no llega a ser lo suficientemente fuerte como para a matar a alguien, bien sea, un ser humano o un animal.

Todo lo que toque un cerco eléctrico recibirá una descarga

Es importante destacar que entre todos los mitos sobre cercos eléctricos, ese es uno de los más falsos. No todo aquello que toque el cerco recibirá una descarga. Esto se debe a que uno de los componentes más importantes del sistema es el suelo y su conexión a tierra, lo que permite que sólo personas y algunos animales sientan el impacto.

Sin embargo, esto mismo es lo que hace que otros animales, como por ejemplo las aves, que asiduamente se posan en las líneas eléctricas de los cercos, no sientan ningún tipo de choque o descarga. Esto porque las mismas no están conectadas a tierra de ninguna manera.

Si la luz se va, los cercos eléctricos dejan de funcionar

¡Otro mito muy común! Muchas personas piensan que si se va la luz, el cerco eléctrico dejará de funcionar y los delincuentes tendrían la oportunidad perfecta de hacer sus fechorías; sin embargo esto no es para nada cierto.

La mayoría delos sistemas de cercos eléctrico disponen de una batería interna. Esta se se activa una vez la luz se va, permitiendo que el mismo continúe en funcionamiento.

Los cercos eléctricos no se pueden conectar a una central de alarmas

¡Totalmente falso! Todo sistema de cerco eléctrico puede ser monitoreado de manera efectiva. Para hacer esto, se utiliza una salida de contacto seco del energizador y se lleva hasta la central de alarmas. Otra manera más adecuada de monitorear un cerco eléctrico es utilizando sensores de corte y flexión.

El cerco eléctrico requiere de una larga y compleja instalación

En este sentido, es importante mencionar que el funcionamiento de los cercos eléctricos convencionales no es para nada complejo, por lo que su instalación tampoco lo es. Una instalación promedio (cerco para frontis de 10 metros) puede realizarse en un día para otro, aunque esto dependerá de las facilidades técnicas que presenten en el lugar de instalación.

Un cerco eléctrico consume mucha electricidad

Este es otro de los mitos sobre los cercos eléctricos que con mucha frecuencia se presenta; y pese a lo que muchos pudiesen pensar debido a la complejidad o tamaño del sistema, esto es completamente falso.

Aquellos cercos eléctricos conectados a la red eléctrica producen un consumo de energía aproximadamente de 3 a 5 kWh mensuales. Ahora bien, sin importar que tan largo o extendido sea el alambrado del sistema ,lo máximo que consumirá será unos 8 watts aproximadamente. Como podemos apreciar, es uno de los sistemas de seguridad que menos energía eléctrica consume.

Cómo ha podido ver, los cercos eléctricos son uno de los sistemas de seguridad más completos. Cumplen con su propósito: evitar que los ladrones puedan entrar a la propiedad, sin traer ningún tipo de consecuencia considerable.

¡No lo piense más! Deje de lado los mitos sobre los cercos eléctricos y realice su instalación con total tranquilidad. ¡Asegúrese que su familia o seres queridos se sientan cómodos, tranquilos y protegidos!

icon reloj

04-04-2024 a las 16:25

Puntua este artículo

5/5 (1 Reviews)

Franc Navarro

Soy especialista en sistemas de seguridad electrónica y administrador de este sitio web. Me gusta leer y escribir sobre tecnología y seguridad. Si tienes alguna consulta o inquietud sobre los cercos eléctricos, escríbela en los comentarios.

Artículos relacionados

Enviar comentario

*Campos obligatorios. Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Aún no hay comentarios en este artículo ¡Sé el primero en comentar!

Usamos cookies para asegurarnos de dar la mejor experiencia en nuestra web. Si continúas usando este sitio, asumiremos que estás de acuerdo. Saber más.